martes, 17 de agosto de 2010

1ROBOTCIEGO se convierte al Caretismo.


Por algo, uno agarra sus cosas y se va de mochilero a acampar en una zanja en las afueras de Nueva Yaaaaarc: Para ver cómo es la vida de los que saben derrocharla y se pegan un festín con abundancias inimaginables, que van desde la comida light de grasa nula ultraconcentrada hasta las top models más anoréxicas y lascivas del continente. Y es entonces cuando uno al ver eso piensa: Allá donde estoy…. ¿voy a seguir masticando noche trasnoche lo que todavía hago sobrar de aquellos bocaditos que me guardé en el saco en esa fiesta que armaron los profes cuando terminé el colegio, con la simple y pagana intención de tantear por última vez curtirse a alguna de las companheritas?. ¿O tengo que “cambiar de actitud” y pelando mambo ley de atracción pienso que dentro de un par de meses, ya antes de empezar mis posts, primero le voy a pedir al camarógrafo que me haga un primerísimo primer plano para mostrarles los finos diamantes que me incrusté en la entrepierna para verme más KUL?.

Buej. Lo que sí, después de tomar alguna pastilla X para salir del mareo al que me sometí a mí mismo en el párrafo anterior solamente para complicarme, sin mediar más palabras solté un: ¡Lo segundo!. Obvio meeeeeen. Y agitando los brazos en el aire cual Mc Hamster, me tatué la cara del Che fumando un Che Sterfield®, manejando su Che Vrolet®, con sus muñequitos de Che Wbacca®, mientras se reía a lo Che Spirito® y con la otra mano le pedía al Chef que le sirva una CheVecha(?). Porque al fin y al cabo: Eso es ser KUL. ¡La macanada!. Entonces yo estoy ahí nomás eh……



Y así, mirando en Whiskypedia, encontré esto: “KUL: (Loc. adv.) Acción y efecto de dejarse tentar por lo que ofrece el capitalismo y este universo mercantilista para tragarse como algo súper elaborado y excéntrico, banalidades como el indie neo pop acid hard chill funkadellic trip grindcore clown fast food vintage mall excelsior freaky punkaeton metalurgic digital glamrock acapella y perpetuarlo ante las generaciones venideras como el hallazgo más grande desde que el Tío Américo, descubriera que tiene irritado el “Colón”.

He aquí una revelación quasi profética entonces: ¡Dejé las ropas del perro sobre la estufa!. ……¿En qué estaba?. Ah sí. ¡Estafas!. ¡Robos!. ¡Nepotismo!. ¡Homicidios!. ¡Cohecho!. Son los platillos más trendys de esta temporada que se viene con todo. Eso también es KUL. Es por eso que desde hoy, gracias a la aparición sobrenatural de un representante de la masonería en el Paraguay, accedí luego de más de 3 días de intensas negociaciones adoptar el caretismo como una religión hecha y derecha, y de paso, escribir un guía práctica para que los chicos de alta alcurnia, aprendan cómo gastarse toda la guita de su recreo, antes de despertarse.

¿Para qué?. Porque alguien tenía que hacerlo. Y nadie está más necesitado de permutar su espíritu a cambio de unos peniques que yo. Así que desde manhana, o alguna vez, no sé, lo que les espera es la sagrada biblia de lo que a nadie le importa, pero que ustedes deberían hacer/tener/experimentar/pensar/sentir y otros, si a la quinta rama aria de su familia le está yendo bien en un par de cuestiones económicas y ahora podéis pegaros el lujo de esquiar en vuestro propio parque privado de diversiones a las que sólo los círculos más redondos del ABC1 aspiramos. Sí. Dije aspiramos. ¿Por qué me incluyo?. Porque acabo de ganar el Bingocho.

5 comentarios:

adrimongelos dijo...

Guuuuauu!! Vamos de paseo en tu auto nuevo, Robot!

Karina dijo...

moopio? que vuelva robotina! xD

PECHI dijo...

Che quebueno

ILÚVATAR dijo...

aijue, esperá le bajo 4 rayas y ya voy a entender...

1RobotCiego dijo...

de whisky pio ? sho te invito "pibe....."

Publicar un comentario