viernes, 2 de abril de 2010

Como Disneylandia pero sin Disney : El iskeu fest !.


  
En el segundo día del iskeu fest, ya nadie entendía lo que pasaba. Todo se vio signado por una seguidilla de sucesos estrafalarios de dudosa factoría, en la que nos vimos atrapados yo y mi acompañante (el búho por delante), mientras AsunZion era un inodoro que se había llevado toda la escoria hacia otras alcantarillas. Lo último que recuerdo del día anterior, fue que me senté a escribir algo que todavía no sé que es. Pero que estoy casi seguro está entre la traducción al braille de la adaptación para adultos de una Caperucita, quien harta de ser la esclava de los mandados de su abuelita, decide aceptar el empleo de secretaria del lobo, con la condición de ir a la oficina desnudita (de ahí la frase: “Caperucita: ¡Qué ojete tan grande tienes!”. “Ohhhh.....!!! Gracias, abuelita!..... ¿!?”). O acaso fue la esquelita que pegué en mi puerta, advirtiendo a mi familia que fui abducido por un escuadrón de serpientes volcánicas licenciadas en filosofía y expertas en el dialecto ushulu shama y que por causa de esto, volvería recién al día siguiente a mi casa.

Bueh, de una u otra forma todos sabemos que nadie me creyó, pero igual, esto me dio el “chan-wii” de salir a lidiar con un complejo tráfico de carritos estirados por bueyes (único transporte suburbano funcionando un viernes santo tipo 3 pm) y de esta manera, me largué de mis aposentos por algo más de veintipico de horas, para demostrar que mi cumpleanhos no tiene límites y que soy capaz de compartir mi felicidad hasta con publicanos y pecadores.   

Viendo la ciudad desolada, me comenzaron a entrar ganas de tener una máquina expendedora de algodones de azúcar gigante para forrar con ellos las calles y edificios y luego, sentarme a esperar que unas larvas mutantes radiactivas se los coman como entremés antes de invadir Tokio. Todo esto, sólo para averiguar qué tan bien paga Nat Geo por esta clase de documentos. Aunque por obvias razones, como armar tamanho set implicaba un innecesariamente excesivo costo de producción, que encima se duplicaba de onda por ser un día feriado, decidí mejor optar por otro divague, que también podía contribuir con mi ambición experimental. Y ENTONCES FUI A CONOCER EL LIDO BAR!.

Desde que me instalé sobre Palma y Chile, supe que moriría. Y que este onomástico sería el último. Nunca precisé si por la cantidad de yanquis que engullían la sopa dura con el mismo orgasmo que si estuviesen llegando a El Dorado. Pero sí, las 4 ó 5 sospechas que conjeturé eran la misma. O sea esa. Porque ese plato estaba maldito. En frente, el Panteón se erguía para que más turistas sigan robando cosas de acá, en este caso el alma de dicha arquitectura que cobija a los héroes de la Matrix. Lo que sí, después de media hora más o menos, me atendió la camarera. Para traerme mi pedido cuatro horas y 18 minutos más tarde. En fin, la silla de espera más tarde que temprano, se transformó en silla eléctrica. Y esa empanada de jamón y queso fue mi propio Mark Chapman.

Finalmente, el forense llegó y pidió que paguemos la cuenta al tiempo que uno de mis siete estómagos inició una reacción en cadena y todos fueron explotando primero por la enormidad del menú. Y luego por la enormidad del menú. Encima con pancito, qué loco!. Decí que por suerte, cuando estaba a punto de expirar por indigestión, unas horas después agarré en la tele el Mtv World Stage de Nirvana, que si no, se iba todo a la mierda. Te dije que ya nadie entendía lo que pasaba. O uds. qué dicen chicos ?.

2 comentarios:

teto dijo...

Me ha gustado mucho tu blog... tanto q he decidido hacerme seguidor, dejarte este mensaje y mis mas sinceros deseos de éxito, aprovecho la ocasión para invitarte a visitar mi web

http://www.musicadelparaguay.com Es todo lo que se canta, escucha y baila en paraguay.

http://tetofernandez.com Encontraras Programas, Peliculas, Documentales, Ayuda a usuarios, etc.

1RobotCiego dijo...

que buena onda man !

Publicar un comentario